Anuncios

Radio Caricia

Radio Caricia Radios Online Chile, Escuchar en vivo online, La calidad y la emisión continua.

Los luchadores encontraron un robot. ¿Dónde? En la zona prohibida. Los luchadores miran ahí afuera, viendo si pueden repararlo. Es una noticia muy interesante, pero no te preocupes. El equipo de búsqueda no logrará revivirlo y el robot continuará sin funcionar. ¿Ves a ambos? Sí, señor. Enviaré un grupo de asalto para celebrar su trascendental hallazgo. Vamos a pasar al sector siete. Está bien, todos manténganse cerca. Sigan a Luna. Está bien. No me pierdan de vista. Estoy listo. Será mejor que nos refugiemos un tiempo. El sol está en su punto más caluroso, y nuestra ropa protectora no impedirá mucho más que nos quememos. Sí, ella tiene razón. ¡Por ahí! Vamos, eso funcionará. Tranquilo con eso. A lo seguro, Drax. ¿Quién pensaría que el mundo se convertiría en esto? Tenía que suceder tarde o temprano. Las superpotencias estarán felices de tener al último hombre de pie y todos los demás caídos. Excepto los robots. Los robots, otro de los grandes errores del hombre. No es así, los construyó como ayuda, no para ir a la guerra. Bueno, no funcionó así. ¿O sí? ¿Qué saben sobre Caesar? ¿Qué lo motiva? Es como cualquier otro déspota lunático. Hambriento de poder, loco con un impulso oscuro por conquistar. Ve al hombre más como un obstáculo, que como un puente hacia un mundo mejor. Tienes que admitirlo, no hicimos un muy buen trabajo. Supongo que no, pero quizás podamos aprender de nuestros errores, hacer un mundo mejor ¿Reconstruir el mundo en un campo de cenizas? Casi suena como un chiste. Nada más cómico que Caesar y su culto de los adoradores a los robots. Me pregunto qué es lo fascinante. Quizás solo le gusta jugar con juguetes. Juguetes gigantes. Construyeron a esos robots para extraer elementos del núcleo de la tierra. Solo me pregunto qué hace ahora el resto del mundo. Quizás seamos nosotros el resto del mundo. Quizás haya sobrevivientes en otros continentes, peleando por sobrevivir, como nosotros. Miles de millones fueron asesinados durante el gran cambio nuclear. Sobrevivientes lentamente fueron asesinados por el veneno de la radiación.