Anuncios

Rockaxis

Rockaxis Radios Online Chile, Escuchar en vivo online, La calidad y la emisión continua.

Información De Contacto… Sus comentarios son aceptados.
Teléfono: 229332370

Quizás quede algo abierto en el bulevar. Conozco un sitio. Es de un amigo. Lo lleva un amigo. Si quiere la llevo. La invito. Eso es. Es un nightclub. Está por la puerta de la puerta de Orléans No, no, estoy muy cansada. Quiero volver a casa. Pero si le apetece podemos tomar algo por aquí. Invito. No, nada de eso, invito yo. Y de todas maneras después la llevo a su casa. Le digo que me gustaría invitarle. Seguro que podemos tomar algo por aquí. ¡Todo está cerrado! ¡Qué pena! No me lo tenga en cuenta. ¿Qué puedo hacer? ¡Qué complicado es todo esto! Bueno, ¿a dónde vamos? Ya se lo he dicho: al fin del mundo. No me lo tenga en cuenta Pero es que también usted, ¡siempre poniéndolo difícil! Usted también debe saber dónde encontrar un sitio, ¿no? ¿De qué marca es? “Volvo”. Debe ser muy buena haciendo el amor, ¿me equivoco? Tiene ojo, eso es, divinamente. Muy muy muy bien. Nunca ha oído unos gritos semejantes y gestos, y palabras, y palabras y todas las acrobacias, todos los excesos. Todas las fantasías, esa soy yo. Si supiese, querido señor, lo triste que estoy. ¿Y usted? ¿Qué tal se le da? Oh tú, acunada por un sueño encantado, Duermes tranquila en tu cama solitaria. Despierta, mira al cantor, ¡Esclavo de tus ojos en la noche clara! Despierta, mi alma, mi pensamiento, Oye mi voz por la brisa llevada. Oye mi voz cantar. Oye mi voz llorar en el rocío. Bajo tu ventana en vano mi voz expira. Y cada noche revivo mi martirio. Sin más refugio que la bóveda estrellada. El viento rompe mi voz y la noche está helada. Mi canto se apaga en un acento supremo. Mis labios tiemblan murmurando: “te amo”. Ya no puedo cantar. Oh, dígnate a mostrarte. Dígnate a aparecer. Si estuviese seguro, que no quieres mostrarte, me iría para olvidarte, pidiéndole al sueño que me acunase hasta la mañana bermeja. Que me acunase hasta no más quererte. Ya está, pronto será de día. Tiene un bigote realmente esplendoroso, es la palabra. Para terminar con una nota alegre, ahora que llegamos, voy a decirle una charada. Como agradecimiento, ha sido de una cortesía deliciosa. Para nada molesto. Así que vamos allá. Mi primera es una extensión de agua, Es sencillo, una extensión de agua, Mi segunda es la expresión apenada de alguien que ha perdido diez francos. Mi tercera es dos veces ocho. Mi todo es la casa de Molière. En fin, el mayor teatro francés. ¿Ha adivinado? No. “Lac-oh mes dix francs-seize” “La Comédie Française”. ¿Qué quiere que le diga? A mí me hace reír. Y eso que suelo ser difícil. No suelo pillar nada. Pero esta sí que me parece irresistible. “Oh mes dix francs” Ah, mi pobre señor Ya veo que no le hace reír. Pero sinceramente quería divertirle. Ya casi hemos llegado. Ya está, aquí es. Aquí es. ¿A qué se dedica? Oh, yo trabajo. Estoy en Enghein desde hace un año. En el casino de Enghein, soy crupier. Antes estaba en Berna, en Suiza. En el casino de Berna, también era crupier. Soy suizo. ¿Y usted, sin no es indiscreción? ¿Yo? En el fondo es parecido. Soy bailarina en el Follies, medio desnuda. Llevo empantanada ahí desde hace dos años. Dos años ya ¡Ay Jesús! Bueno, aparte de esto Le invitaría a venir a mi casa pero realmente esta noche no tengo ánimo para ello. Pero no importa, ¿no? Es una pena Estoy contenta de haberle conocido. Hasta la vista, señor. Buena suerte. Espero que le vaya bien. Una vez más, gracias infinitas.