Anuncios
  • Google+
  • Radio X FM

    Stream 1 Stream 2

    Radio X FM 104.9 FM Radios Online Chile, Escuchar en vivo online, La calidad y la emisión continua.

    Información De Contacto… Sus comentarios son aceptados.
    Teléfono: (51) 2474742
    Dirección:Calle Las Américas 1724, La Serena

    ¡Los dos músicos del garaje! “No irían a Chicago ni muertas”, así que acabaremos el trabajito aquí. ¡Vamos! Muy bien, ¿y ahora qué hacemos? Lo primero es quitarnos esta ropa. FELIZ CUMPLEAÑOS, “POLAINAS” ¿Qué ha pasado? Tiny y yo los teníamos acorralados, pero los perdimos en la confusión. ¿Dónde estabais vosotros? Estábamos contigo y con Rigoletto. ¡Eres un maldito ! Les cogeremos después del banquete. No pueden andar muy lejos. Gracias. Gracias, compañeros y amantes de la ópera. Han pasado ya diez años desde que me elegí presidente de esta organización, y, si queréis mi opinión, supisteis escoger bien. Atentos a las estadísticas. En el último año fiscal, ganamos millones de dólares antes de impuestos. Pero claro, nosotros no pagamos impuestos. Claro está que, como en todo negocio, ha habido pequeños malentendidos. Ahora, guardemos un minuto de silencio. en memoria de siete de nuestros miembros de Chicago, del lado norte, que no pueden estar esta noche con nosotros porque se los han cepillado. Tú también, “Polainas”. ¡Arriba! ¡Con cuidado! ¿Sabes cuándo tienes que salir? Sí. La segunda vez que canten: “Es un muchacho excelente, y siempre lo será”. Muy bien. Y no estropees el pastel. Les prometí un trozo a mis hijos. Ahora, compañeros delegados, llega un momento en la vida de todo hombre de negocios. en el que empieza a pensar en el retiro. ¡No! Estoy buscando a alguien que pueda ocupar mi puesto. He estado pensando en varios candidatos. Por ejemplo, hay cierto tipo de Chicago, del lado sur. ¡Hay gente que dice que se le están quedando pequeñas las polainas! Pero yo digo que es un hombre que llegará lejos. ¡Hay gente que dice que ha ido demasiado lejos! Pero yo digo que no se puede evitar que un buen hombre suba. Claro que aún le queda mucho por aprender. Ese alboroto que montó el día de San Valentín, no fue lo ideal para las relaciones públicas. Y dejar que escaparan dos testigos, no cabe duda de que fue una negligencia. No te preocupes por esos dos, son hombres muertos. Hoy mismo estuve a punto de pillarlos. ¿Quieres decir que has dejado que se escaparan dos veces? Hay gente que diría que es una verdadera torpeza. Pero yo digo: Errar es humano, perdonar es divino. Y para mostrarte lo que pienso de ti, “Polainas”, los chicos me han dicho que iba a ser tu cumpleaños, así que te hemos hecho un pastel. ¿Mi cumpleaños? ¡Pero si aún quedan cuatro meses! Bueno, nos hemos adelantado un poco. ¿Qué son unos meses entre amigos? Vamos allá, chicos, todos juntos. Es un muchacho excelente Y siempre lo será Es un muchacho excelente Y siempre lo será ¡Menudo chiste! Larguémonos de aquí. ¡Atrapad a esos dos! ¿Qué ha pasado aquí? Había algo en ese pastel que no les ha sentado muy bien. Mis cumplidos para el chef. Que nadie salga de aquí hasta que me den la receta. ¿Vas a convertirlo en un caso federal? ¡Sí! Se nos han escapado de las manos. Tenemos vigiladas las estaciones, las carreteras y el aeropuerto. No escaparán. ¿Has oído eso? Sí, pero no vigilarán los yates. Vas a llamar a Osgood. ¿Y qué le digo? Dile que vas a fugarte con él. ¿Fugarme? Pero hay leyes, convenciones. Pues claro que hay una convención, y un depósito de cadáveres femenino. ¡Josephine! ¡Bienstock! ¡Eh, eso no es una chica! Nada de eso, Sugar. Ningún tipo merece la pena. ¡Atrapadla! ¡¿Josephine?! Nos recogerá en el embarcadero. ¡Aún no estamos en el embarcadero! Hola. Mi amiga Josephine, va a ser la dama de honor. Encantado de conocerla. ¡Venga, vamos! ¡Tiene tantas ganas! ¡Esperad, esperad a Sugar! ¿Otra dama de honor? Llevará las flores. Sugar, ¿qué estás haciendo? Ya te dije que no era muy lista. ¡Vámonos! Yo no te convengo, Sugar. Soy un mentiroso y un falso. Soy saxofonista. Uno de esos inútiles de los que vas huyendo. Ya lo sé. Siempre igual. Sugar, hazte un favor. Vuelve con esos millonarios. Busca el bombón con licor. Nada de ensalada de col en la cara ni tubos de pasta de dientes vacíos. Eso es, sigue hablando, convénceme. Llamé a mamá. Estaba tan feliz que se puso a llorar. Quiere que te pongas su vestido de bodas. Es de encaje blanco. Osgood, no puedo casarme con el vestido de tu madre.