Anuncios
  • Google+
  • Futura 100.7 FM

    Stream 1 Stream 2

    Futura 100.7 FM Radios Online Chile, Escuchar en vivo online, La calidad y la emisión continua.

    Información De Contacto… Sus comentarios son aceptados.
    Teléfono: 712225771
    Dirección:Diagonal 285, Talca, Chile

    ¿Me lo prometes? Te lo prometo. Allá en París, te comparé un perro. Me encantaría. Mira lo bello que es. Aquí nadaba con Luce después de clases. ¿Sí? Era tu mejor amiga, ¿verdad? Sí, nos metíamos juntas en toda clase de problemas. ¿Cómo era? Era dulce, pero era también muy fastidiosa. ¿En qué sentido? Era sobre todo muy torpe. Un día de invierno, en la primera nevada, hice una bola de nieve y la metí a escondidas a clase. Cuando la maestra se volteaba, yo mordisqueaba la nieve y se la pasaba a una compañera, que luego la pasaba y así. ¡Cuánto frío! Ven. Soy una hoguera panzona. Al final, Luce la agarró y se le cayó. Nos castigaron a las dos. Siempre buscaba estar conmigo. No lo dudo. Tú eres muy ingeniosa y lista. ¡Largo! ¡Me están acosando! Por favor. ¡Qué injusticia! Es la tercera vez que vengo a pedírtelo. Pues deja de venir. ¡Me van a desalojar! ¡Me debes francos! Me prometiste un avance. ¡Te lo daré el viernes! ¡Eso me dijiste la semana pasada! Hay que remunerar al trabajador. Pues hagan una huelga. O busquen otro trabajo. ¡Que otro los contrate! ¡El viernes tendré su dinero! ¡Más te vale! Qué . ¡Púdrete! Regresaremos el viernes. Nunca encontrarán trabajo. Les presté mi nombre, mi reción. Yo afronto el riesgo, y aun así no hay dinero. Hay que producir más. Contratemos a otro. ¿Con qué le pagamos? No llegamos a los mensuales. El Eco me paga , la última novela de seducción: y las reseñas musicales: apenas . Ni los gastos cubrimos. ¿Por qué tanto gasto? La hipoteca, Matilde, los restaurantes. Pagas todo sin importar la cantidad de comensales. Es mi deber. Los caballos y el casino. ¿Qué pretendes? ¿Qué viva como un monje? No, pero podemos economizar. Tú. Puedes escribir. ¿Qué? Lo que me contaste de SaintSauveur. ¿De la escuela? Sí, podría ser la próxima novela. Haz el intento, pero rápido. Empieza de inmediato. Busca dedicarle cuatro horas diarias. Tenemos el agua al cuello. Me llamo Claudine y vivo en Montigny, donde nací en y donde probablemente no moriré. ¿Qué haces despierta? Acabo de terminar de escribir. ¿Sí? ¡Ay! ¿Llegaste a las cuatro? Al menos el doble. ¡No puede ser! Tienes un talento nato. Cambié un par de detalles en la historia, cosas que no sentarían bien en casa. Olvídate de los hechos. Puedes cambiarlos, añadir personajes. Solo adáptalo a la época. Lo que la gente quiere es sentir las emociones, sumergirse en la narrativa. ¿Puedo escribir lo que yo quiera? Claro. Nadie te lo discutirá. Y si te lo discuten. “La historia la escribe la mano que mueve la pluma”. ¿No te apetece? Me siento como oso en invierno. Déjalo para el libro. Está el monte bajo, los arbustos que te arañan malignamente al pasar, llenos de sol, de fresas, de lirios silvestres. y también de culebras, donde me agitaron sofocantes escalofríos al ver deslizarse ante mis pies esos atroces cuerpecillos lisos y fríos. En ese monte me siento tan sola, los ojos perdidos en la lejanía, en la luz verde y sibilina de los árboles, deliciosamente tranquila y a la vez inquietante a causa de la soledad y de la vaga oscuridad. Pues aquí estamos. Lo lograste. Me quito el sombrero. ¿Y bien? Es precioso. Pasé el día en SaintSauveur. ¿No te gustó? Sí me gustó. ¿De verdad? Sí. Sí, realmente encantador. Permiso. Tengo que orinar. ¿Y qué más? Nada. Es una descripción verdaderamente maravillosa. ¿Y? Y no podremos publicarlo. Es una pena. ¿Qué tiene de malo? ¿Sinceramente? Te hablaré como si fueras cualquiera de mis escritores. Bien. Pero a ti te quiero. Te adoro. Eso que quede claro. Dime de una vez. No hay nada que lo empuje, no tiene trama. Una novela mía te atrapa desde el principio, mientras que la tuya. Tiene tantos adjetivos. Tiene personajes interesantes, pero es demasiado empalagosa, demasiado femenina. Qué pérdida de tiempo. No si lo disfrutaste. Lo escribí para ti. Por las saucedas abajo Mi amor y yo nos encontramos Ella pasó Junto a los sauces Con pies blancos cual nieve Díjome: “Tómate el amor con calma “Como la hoja “Que crece en el árbol” Pero yo Joven Y necio Con ella No estuve de acuerdo Wague es cautivador, ¿no? Es el rey de la cantomima. Vamos por un trago. Gracias, Geraud.