Anuncios

Radio Madero 102.5 FM

Radio Madero 102.5 FM Radios Online Chile, Escuchar en vivo online, La calidad y la emisión continua.

Añadir a su sitio.

No hay que hacer experimentos abusando de la pobre gente. sobretodo cuando en las casas hay viejos y niños pequeños. Perdone, señora, por el timbre de su voz. me da la impresión de que usted ha estudiado canto. Jamás Muy bien, señora. Estamos todos con usted. Nunca más sin televisor. Cochinillo Lombardone. Por una Navidad mejor. Espero que eso que has dicho antes lo hayas dicho en broma. porque si tienes la intención de hacer discursitos. yo me marcho y tú bailas solo. Está claro? Un salto atrás en el tiempo, queridos amigos. Muchos de ustedes recordarán los años . años de guerra, de la censura, de miedo. pero, como siempre, a pesar de los tiempos difíciles. Ya nos toca. Nos llaman. . Vuelven a nosotros a través de un tema musical. y ese tema musical nos trae a la memoria. a Fred Astaire y Ginger Rogers. Los recuerdan? Nuestro programa ha conseguido recuperar a dos bailarines. que en los años , por los escenarios de revista. y, con el nombre de Ginger y Fred, se hicieron famosos. imitando a la célebre pareja americana. Aquí, con ustedes, Ginger y Fred. Salid. saben cuántos años tienen esta señora y este caballero? Iba a decírselo, pero he hecho un pacto con Ginger. de no revelarles su edad hasta después de su actuación. Y, ahora, en su extraordinario número de claqué. aquí, con ustedes, Ginger y Fred. Adiós. Fred. calma señores. No se muevan. En la pista tampoco. No se muevan. Permanezcan en sus asientos. Estamos conectando el generador de emergencia. No se levanten. No abandonen sus sitios. Podrían caerse, pisar cables eléctricos. Es peligroso. se lo ruego. Pedimos excusas a los espectadores. Les rogamos esperen pacientemente sentados en sus puestos. No se levanten. Ven a buscarme. No veo ni torta. Es que pretendéis que me escoñe? Pues llama tú. Qué coño quiere que hagamos? Si fuese siempre así, yo lo vería. Para, está el presidente. Fred. Fred. Fred, qué te ha pasado? Te has caído? Amelia, qué demonios hemos venido a hacer aquí? Hemos sido realmente un par de locos. Vayámonos ahora. Antes de que vuelva la luz. Podemos bajar por ahí. Agáchate. Ha sido una suerte este apagón. Payaso. Eres un auténtico irresponsable. Payaso. Amelia, cuidado que te puedes caer. Amelia. Dónde vas? No has oído que es peligroso? Espérame aquí, voy a buscar a Toto. A dónde? Puedes caerte tú también. Me mareo con tanta oscuridad. Entonces, siéntate un ratito. Te pongo el pañuelo. Se me arrugará la falda. Cuando vuelva la luz, voy a estar hecha un desastre. La luz no volverá. Por qué no va a volver? Primero, porque ésta es una organización de . El famoso gigante de los pies de barro. Además, se puede tratar de un acto terrorista. Uno de esos típicos atentados y, de un momento a otro. saltamos todos por lo aires. Entonces, vámonos de aquí. Amelia, sería una historia fantástica. Piensa en los titulares. “se habían separado años antes. y volvieron a encontrarse para morir juntos.” Ahora, estas historias ya no impresionan a nadie. Además, a mí tampoco me haría ninguna gracia. sabes que no me siento nada mal aquí? Es como en los sueños, alejado de todo. Un lugar que no sabes bien dónde está ni cómo has llegado. Toto te ha dicho que estuve en un manicomio, no? Y es verdad. No sé qué fue lo que me dio cuando me dejaste. síndrome de abandono, de soledad. Te juro que no lo supe nunca. Hubiese corrido en tu encuentro. Y para qué? Nuestra historia había terminado e incluso nuestro trabajo. sólo esta panda de locos podía acordarse de nosotros. somos fantasmas que vienen de las sombras. y, en las sombras, se van. Tienes toda la razón. Me digo a mí misma que he venido por mis nietos. que mis amigos me han convencido por esa chaladura mía. Pero la verdad es que tenía muchísimas ganas de verte. “Very romantic”. Debo confesarte que a mí también me apetecía verte otra vez. Ésta es la señal de la retirada. Vámonos. sí. Hay que saber captar a tiempo las señales. Quién sabe lo que puede intuir esta vaca? Cuidado hay un escalón. Teledependientes. A su sitio A su sitio señores, rogamos disculpen esta breve interrupción. que quizá haya hecho más sabrosa la espera. El espectáculo se reanuda donde se interrumpió.