Anuncios

Radio Utfsm 99.7 fm

Radio Utfsm 99.7 fm Radios Online Chile, Escuchar en vivo online, La calidad y la emisión continua.

Añadir a su sitio.

Eso haré. Tenemos cerca de dos minutos. Aprovéchalos. Tranquilícense, ¿sí? Tranquilícense. Permanezcan tranquilos. ¿Por qué? ¡No tengo tiempo para discutir! Siéntense. A sus lugares. Todos. ¡Siéntese! Estoy sentado. ¡Sí! La cadena se atoró. Necesitas hacer palanca. Traeré el hacha. Entre el tren y la gente, siempre supe que sería el tren. Estoy bien. ¿Tú estás bien? Vamos. ¡Abran esa puerta! ¿Están todos bien? ¡Tenemos que salir! Abran la puerta. Tranquilícense. No salgan del tren. ¡Por favor, escuchen! ¡Abran la puerta! ¡Tenemos que salir! Jackson, cierra la puerta. Esto no ha terminado. Aún estamos en peligro. Todos tomen periódicos. Cubran las ventanas. Usen agua, refresco, lo que sea. Mike, esto es una locura. Vamos, consigan agua. Cubran las ventanas. ¿Por qué hacemos esto, Mike? Solo hazlo. No sabemos quién nos observa. Trataron de matarnos. ¿Estás bien? Sí. Sé que tienen miedo pero necesito su ayuda. Ninguno puede salir, aún no. No hasta que esté seguro de que estarán a salvo. Asesinaron a gente inocente. Descarrilaron el tren. Lo hicieron para encontrar a un testigo. Tiene algo que ellos quieren. Dijeron que si no te mataba, ellos matarían a mi esposa e hijo. Pero nunca haría lo que ellos quieren. Necesito tu ayuda. Necesito saber por qué te quieren muerta. ¿Cuál es tu nombre? Sofía. Sofía. Está bien. Ven aquí. No dejaré que te lastimen, ¿de acuerdo? ¿Puedes mostrarme qué hay en tu bolsa? ¿Es esto? ¿Esto es lo que quieren? ¿Sabes por qué? Por Enrique. Era suyo. ¿El que se suicidó lanzándose desde el piso ? No se suicidó. ¿Estabas con él cuando ocurrió? Está bien, puedes decirme. Dime lo que viste. Ricky era un urbanista y algunas noches tenía que trabajar hasta tarde así que yo iba a su oficina a terminar mi tarea. Lo estaba esperando junto al ascensor cuando dos hombres aparecieron. No vi sus rostros pero buscaban a Ricky. Me escondí porque no quería causarle problemas. Pero ellos querían algo de él. Entonces todos empezaron a gritar y escuché ruidos. Estaban lastimándolo. Podía escucharlo gritar. Y él decía que no lo tenía, que estaba en su casa.