Radio Nuevo Mundo 92.1 FM

Radio Nuevo Mundo 92.1 FM Radios Online Chile, Escuchar en vivo online, La calidad y la emisión continua.

Añadir a su sitio.

Puede ser desconcertante. Nervando, sirviendo, desviando, curvando. Oye, oye, todo está bien. ¿Qué pasa? Ya no hay supresión de parto. ¿Cómo te sientes, Cecile? Como si no supiera si puedo hacer esto. No deberías. Deberías poder tener a nuestra bebé como cualquier otro padre, en un hospital, en una cama normal, no con todo esto. Oye, mira lo que le han hecho a nuestro amigo, a mi hijo, a mi hija, al amor de mi vida y a todos en esta maldita ciudad. Papá… ¿Cómo pudieron pensar que esto sería mejor para la humanidad? Papá, ¿qué me dijiste cuando Barry salió de la Fuerza de Velocidad? Dijiste: “La fuerza sin fe no significa nada”. Tenemos que tener fe para que podamos superar esto juntos. ¿Cuánto tiempo hasta que nos encuentre? Minutos, tal vez menos. RED DE IMPREGNACIÓN . POR CIENTO RED DE IMPREGNACIÓN . POR CIENTO Maldita sea. No puedo darle. Puede leernos la mente. Entonces lo haremos al estilo Dibny. ¿Qué? No pensamos. Solo llena tu mente con algo más. Algo que te encante. Ralph. ¡Bufet de camarones! Somos tú y yo, Iris. ¡Camarones en bandeja! ¡Cóctel de camarones! Beignets de crevettes. Una vez más, Sr. Allen, lo mejor de usted no será suficiente. ¿Cuál es el plan, novato? Me estoy quedando sin entradas de camarón. Solo necesitarás una. RED DE IMPREGNACIÓN . POR CIENTO RED DE IMPREGNACIÓN . POR CIENTO Vienen cada cinco minutos. Las estrellas están lloviendo… Cecile, por favor, concéntrate en no tener a la bebé. Las estrellas están lloviendo, drenando, pintando. Suena como Barry cuando salió de la Fuerza de Velocidad. Sí, ya sé. No, o sea, está diciendo exactamente las mismas palabras. Debería fijarse adónde apunta su arma, detective West. Aléjate de mis chicas. ¡Joe! Oye, ataque de los clones, ven por mí. ¡Sujétate! Eso fue increíble. Vamos. Ahora se termina. ¡¿Cómo me venció?! Yo no. Nosotros te vencimos. Su apego emocional al Sr. Dibny los ha hecho más fuertes de lo que tú jamás serías, Clifford. Pero no lo entendiste. ¡No! ¡Esta no es mi voluntad! Ya no. Es mía. Los números siguen aumentando. Las habilidades metahumanas de Clifford ya no controlan cada satélite.