ChilenaFM 101.3

ChilenaFM 101.3 Radios Online Chile, Escuchar en vivo online, La calidad y la emisión continua.

Añadir a su sitio.

Por supuesto, Sib. Jamás vuelvas a contradecirme. No debemos olvidar de dónde venimos. ¿Sí? ¿Hanna Franke? Sí. Un compañero me dio su número. Sí. ¿Sabe quién soy? Sí, sé quién es. ¿Me verá? Por supuesto. Estoy afuera de la sala de emergencias. ¿Ahora? Se ganó mi interés y debemos actuar rápido. Entiendo. Disculpe. No, está bien. Nos vemos pronto, Sra. Franke. Disculpe. Debo salir un momento. ¿Podría cuidar a mi hijo? Claro. No hay problema. Me refería ahí, con él. Déjeme terminar esto, ¿sí? Gracias. ¿Beuchert? Si entendí bien a la señora Gracht, todo lo que hablemos debe quedar entre nosotros. Eso es difícil hoy en día. La seguía. Lo sé. Este auto no tiene micrófonos. Dijo en televisión que las leyes se aplican a todos. Así lo indica la ley. Y que nadie desafía a los servicios de seguridad porque nadie se anima a testificar. No nos malentendamos, señora Franke. No estoy en contra de ellos. Ni siquiera de los norteamericanos. La BND es muy importante para nuestra seguridad nacional. Como todas las agencias de inteligencia, la supervisa el comité del Parlamento. Mientras que se mantenga… dispuesto a ser controlado, no tengo motivos para actuar. Intentaron acusar a mi esposo de ser terrorista. Y quisieron matarnos. ¿Eso no es suficiente para usted? ¿Qué quiere hacer? Estoy dispuesta a testificar. Sobre todo. Pero a cambio quiero la garantía de que luego podré llevar una vida normal con mi esposo e hijo. ¿Quiere ir a juicio? Lo que sea necesario para recuperar mi vida. No puede hacerlo, ¿cierto? Son demasiado poderosos. Mis padres vinieron de Turquía. Allí nadie sabe si la vida que llevan ahora mañana valdrá un comino. También era así en este país. Entré en la política para evitar que algo así volviera a pasar. No hay nada más poderoso que la justicia, señora Franke. Estoy seguro de eso. Pero será un camino largo. Tal vez uno o dos años. Y no puedo prometer que luego podrá volver a su vida de antes. Pero si quiere pelear esta batalla… estaré a su lado, y lucharé por usted. Leon. ¿Leon? ¡Leon! ¿Dónde está mi hijo? ¿Qué hicieron con él? Cálmese.