Anuncios

Radio Bio Bio 88.1 FM Temuco

Radio Bio Bio 88.1 FM Temuco Radios Online Chile, Escuchar en vivo online, La calidad y la emisión continua.

Añadir a su sitio.

…era un vulgar ladrón. Él te hablará a ti. Él dirá, hasta el último momento: “Escoge la esperanza, no la desesperación. La vida, no la muerte”. ¿Hay algún modo de que puedas devolvérselo? ¿Tienes algún dinero guardado en la casa? No. Convence al juez de que podrás pagarlo. Mira, serán tres años en vez de cuatro o cinco. Cumples la mitad, no lo olvides. Te dan tres años y son solo meses. Y es de cuello blanco, así que pasas la mayor parte en una prisión abierta. ¿Cómo sabes eso? Por internet. Estoy agradecida, Michael. Lo estoy. Pero no iré a prisión. Tengo miedo. ¿Por qué? Digo, ¿por qué ahora? Ya pasaste lo más duro, lo enfrentaste y se lo dijiste. No, esa no es la parte más dura. Es que todo el mundo lo sepa. Vecinos, amigos, todos en completo regocijo. Dices que has vivido en la vergüenza, Michael, pero no ha sido así. Has vivido con la culpa. Culpa por la manera en que trataste a esas mujeres. Díselo a todo el mundo y eso será vergüenza. ¿Le dijiste que se fue todo en las máquinas? No. ¿Por qué no? Me tendría más desprecio que lástima. Sí. ¿Me cogerías, Michael, por favor? ¿Qué? Creo que lo oíste. No puedo. Estoy seguro de que sería una experiencia maravillosa, pero no puedo. Mañana estaré muerta, así que nadie lo sabrá. Estaré muerta mañana, así que es lo menos que puedes hacer. Es lo menos que cualquier caballero podría hacer. Sí, bueno, yo no puedo. ¿Recibes muchas ofertas? Sí, algunas. ¿Te caen más si usas el cuello? Sí. Sí. ¿Cómo ibas a hacerlo? Estamos aquí para hablar de ti, Roz. ¿Sería un tren? ¿Tienes tu teléfono? Sí. Agenda mi número, ¿quieres? ¿Cómo ibas a hacerlo? Mi número es . Vuelve a decírmelo. Sí, . Bien. Llámame si cambias de opinión. Si en algún punto cambias de parecer, ya sea temprano, tarde… …o muy tarde, llámame y acudiré. No cambiaré de parecer. Bueno, ¿me prometes que si lo haces me llamarás? Lo prometo. ¿Dónde lo harás? En casa, en mi cama. ¿Te encontrarán los chicos? No, no, estarán en la escuela. Mi ex, Paul, vendrá. Planea arreglar el radiador de mi dormitorio. Él me encontrará. Por favor no lo hagas, Roz. ¿Cuántos políticos han encontrado con las manos en la masa? Son peores que tú porque son unos s hipócritas. Aplicando la ley a los demás, rompiéndola ellos mismos. Salen de la cárcel y se avocan a reformas penales… …y campañas por esto y por aquello. La prisión es su clave para el éxito, Roz, y puede serlo para ti. Lucha contra ellas. Lucha contra esas malditas máquinas y ve a prisión… …sale de ella y vuelve a luchar. No puedo. Puedes. Puedes. Mira, hay una junta mañana en el ayuntamiento. Puedes venir– No, no puedo. Entonces déjame hablar con alguien sobre esto. Déjame– ¡No! ¿Rezarías conmigo? Sí. ¿Comenzamos? Sí. Ella es Roz Demichelis, Señor. Ella no sabe cuánto la amas, cuánto significa para ti. ¿Puedes encontrar la manera de demostrárselo? Gracias, Señor. Amén. Amén. Llámame, Roz, y acudiré. Acudiré a ti, Roz, te lo prometo. Ve a cualquier comedor de caridad y pregunta qué necesitan más… …y te dirán que pasta. Es barata y nutritiva. Puedes alimentar a un ejército.



Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *