Anuncios

Estilo FM Copiapó 98.5 FM

Estilo FM Copiapó 98.5 FM Radios Online Chile, Escuchar en vivo online, La calidad y la emisión continua.

Dame su impermeable. No dejes huellas. No es un arma para aficionados. Revólver… cámara de espía… Petróleos de Djelfa. Es raro tu Tavernier, sospechoso. ¿Y si fuese agente secreto? No me extrañaría. Se viste como ellos. Lo sabía. ¿Me llamó alguien? Tómese la noche libre, no cenaré en casa. ¿Qué haces? ¿Y tú? Es tarde. Vete a casa. ¿Ha visto al Sr. Tavernier? Sí, a mediodía. ¿Y esta noche? No, no le he visto. ¿Ha visto al Sr. Tavernier esta noche? No, señora. ¿No ha llamado por teléfono? No, señora. ¡Julien! ¡Te estás pasando! Es la tercera vez que recorremos la autopista. Ya basta, es aburrido. O te gusta ir en coche o no. ¡Un Mercedes! Un SL. Son extranjeros. “D” de Dinamarca. ¡No! Son alemanes. ¡Cuidado, Louis! A fondo, sólo . ¡Qué trasto! No felicito a tu Tavernier. ¡Rápido! ¡Lo vas a alcanzar! ¿Se han hecho daño? Estoy acostumbrado. Mi primer accidente con este coche. Hay que festejarlo. Horst Bencker, de Múnich. Mi marido, Julien Tavernier. ¿Viaje de bodas? Merece champán. ¿Dormimos aquí? Es un motel. Hay pabellones separados, garaje… No sabes lo que dices. Robé una moto la semana pasada y la poli debe buscarme. No te buscarán aquí. Dije que te llamabas Julien Tavernier. ¿Y los alemanes? Son alemanes. Entonces, ocúpate tú. No deben verme. Inscribiré en la recepción a los señores Tavernier. Buenas noches. Buenas noches. ¿Pasarán la noche aquí? Sí. ¿Diga? No, señor. No volví a verles. Ni al otro joven. Si quiere puedo… Para servirle. A las nueve entonces. Tal como hemos hablado. Julien Tavernier y señora. La , al lado de los Bencker. ¡Un motor estupendo! ¿Por qué está inclinado? Ocupa menos sitio. ¿Y los carburadores? No hay. ¿No hay? Querido Tavernier, es usted mi invitado. No puedo aceptar. ¡Sí! Me gusta el deporte… y usted es muy buen conductor. Y por poco morimos juntos. Pasen. Mi champán preferido. No lo bebimos durante la ocupación. No le gusta el champán. Es una lástima. Si lo hubiera sabido… No se preocupe, pero mi generación tiene otras preocupaciones. Cuatro años de ocupación, Indochina, Argelia. ¡Bravo! ¡Por Europa! Por Europa. Por Europa. Había que desconfiar de todo. Lucha de hombre a hombre, a cuchillo. Clima infernal, mosquitos, tigres… Alemanes… ¿Qué alemanes? Sí, en Indochina, Sr. Tavernier. Seguro que vio alemanes. No, nunca. ¿Y en la Legión Extranjera? Sí, claro. Y eran buenos soldados. Es Ud. amable. Sí, no es por adularle. Conocí a soldados de Rommel. No bebas tanto, Horst. No te preocupes. Tengo exactamente la misma, pero la olvidé en Amberes, en casa de unos amigos. ¿La revelan fácilmente? Sí. Aquí mismo en el hotel he visto que revelaban. Espere… Quedan todavía tres fotos. A los alemanes no nos gusta la guerra. No dieron esa impresión. Habla como un francés de la vieja generación. Somos, ante todo, viajantes de comercio. Viajar de uniforme es… muy vistoso. ¡Louis! Quiero decir, Julien. ¡Al cuerno! Querido señor Tavernier, la guerra no es sólo una desgracia, es, sobre todo, una pérdida de tiempo. Una más a la salud de los prusianos. Pero yo no soy prusiano. Soy originario de…