Anuncios

MAS+ FM en Paine 97.5

MAS+ FM en Paine 97.5 Radios Online Chile, Escuchar en vivo online, La calidad y la emisión continua.

Añadir a su sitio.

Hay una oportunidad para vos. Si podéis persuadir a Katisha a que se case con vos. Ah, pero esperad. Entonces puedo volver a la vida sin el temor de que me maten. ¿Yo casarme con Katisha? Realmente creo que es el único camino. Pero, mi buena niña ¿la has visto? Es algo horroroso. Bueno, pero así es: mientras Katisha sea soltera yo prefiero ser un espíritu sin cuerpo. Cuando Katisha se case, la existencia será tan bienvenida como las flores en la primavera. Las flores que se abren en la primavera Tra-la Respiran la promesa de alegre luz del sol Mientras nosotros alegres bailamos y cantamos Tra-la Damos la bienvenida a la esperanza que traen Tra-la De un verano de rosas y vino De un verano de rosas y vino Y eso es lo que significa cuando decimos que algo Es bienvenido como las flores que se abren en la primavera Tra-la-la-la-la Tra-la-la-la-la Las flores que se abren en la primavera Tra-la-la-la-la Tra-la-la-la-la Tra-la-la-la-la-la Las flores que se abren en la primavera Tra-la No tienen nada que ver con el caso Porque tengo que tomar bajo mi ala Tra-la Una cosa vieja muy poco atractiva Tra-la Con una caricatura por rostro Con una caricatura por rostro Y eso es lo que significa cuando digo o canto Al diablo las flores que se abren en primavera Tra-la-la-la-la Tra-la-la-la-la Al diablo las flores que se abren en primavera Tra-la-la-la-la Tra-la-la-la-la Tra-la-la-la-la-la Las flores que se abren en la primavera Tra-la No tienen nada que ver con el caso Porque tengo que tomar bajo mi ala Tra-la Una cosa vieja muy poco atractiva Con una caricatura por rostro Con una caricatura por rostro Y eso es lo que significa cuando digo o canto Al diablo las flores que se abren en primavera Tra Tra-la-la-la-la Tra-la-la-la-la Al diablo las flores en primavera Tra-la-la-la-la Tra-la-la-la-la Tra-la-la-la-la-la Katisha. El bellaco que me robó mi amor. Pero habrá venganza. Están calentado el caldero. Katisha, he aquí un suplicante a vuestros pies. Katisha, piedad. ¿Piedad? ¿Tuvisteis vos piedad de él? Habéis matado a mi amor. Está muerto, ¿y dónde encontraré otro? Toma años entrenar a un hombre para que me ame. ¿Dónde encontraré otro? Aquí. ¡Aquí! ¿Qué? Katisha, durante años os he amado con una ardiente pasión ¡qué lenta pero seguramente consume mis entrañas! Ah, no os alejéis de mí. Kat Katisha, no me animo a esperar vuestro amor pero no viviré sin él. ¡Querida! ¡Vos! Vos, cuyas manos aún hieden con la sangre de mi prometido ¿os animáis a dirigir palabras de pasión a la mujer a quien tanto mal hicisteis? Lo hago. Aceptad mi amor, ¡o moriré en este instante! ¡Idos! ¿Quién mejor que yo sabe que nadie ha muerto jamás por un corazón destrozado? No sabéis lo que decís. Escuchad. En un árbol al lado de un río, un pequeño herrerillo Cantaba Willow, tit-willow, tit-willow Y le dije, pajarito, ¿por qué te sientas cantando Willow, tit-willow, tit-willow? ¿Es una debilidad de intelecto, pajarito, grité O un duro gusano en tu pequeño interior? Con una sacudida de su pobre cabecita Contestó Oh, willow Tit-willow, tit-willow Golpeó su pecho sentado en esa rama Cantando



Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *