Anuncios

Radio Viva FM 92.7

Radio Viva FM 92.7 Radios Online Chile, Escuchar en vivo online, La calidad y la emisión continua.

Añadir a su sitio.

Patrick, tanto como mi cabeza. No tienes ni idea de lo libre y alegre que es ser inglés o ser indio. ¿Por qué debemos torturarnos con las ideas de que somos mejor o peor que otras personas? ¿Por qué no podemos ponernos saris y casarnos con indios si queremos? ¿Tú podríais? No lo sé. Pero yo no podría casarme jamás con alguien que no fueras tú. Y creo que tú sólo podrías casarte conmigo. Siempre he querido que fuera así. Tú y yo, y nadie más entre los dos. Quiero casarme contigo, Victoria. Y quiero que tú lo quieras. ¿Qué te pasa, Victoria? Del cuerpo auxiliar de Delhi. ¿Qué dice? “Permiso anulado por razones de urgencia. Preséntese en la oficina del jefe del primer batallón”. Es cosa suya. El coronel Savage. Directamente al jefe del cuerpo auxiliar. Le odio. ¿Qué vas a hacer? Podría ponerme enferma. Mandará un médico. Sí, seguramente lo haría. Estoy en el servicio. Hay una emergencia. Me tiene cogida. ¿Lo ves? Después de todo, nuestro destino no está en nuestras manos. Tendré que hacerlo. Victoria, ¿qué hay de nosotros? ¿Tú y yo? ¿Nosotros? Cumpliremos con nuestro deber en ese ferrocarril. ¿No es eso para lo que hemos nacido? Y así Victoria Jones se presentó al servicio en la oficina de tráfico, McDaniel operaba también desde allí, y operaba como si su servicio estuviera en el fondo de una cloaca, ¡Srta. Jones! ¡Srta. Jones! Aquí tiene los horarios para el coronel. Oh, gracias, Ranjit. Veo que el tren correo número saldrá más tarde. ¡Cómo les gusta ver a los soldados! Pero supongo que a todos nos gusta. Yo prefiero ver a los niños. Son el futuro, Srta. Jones, la nueva India. Para ellos la vida será muy diferente, y no habrá de ser la política, sino la educación lo que contribuirá a cambiarla. Ahí es donde me gustaría hacer mi labor educativa. Nuestra patria se abrirá como una flor una vez que los británicos se hayan ido y la India sea libre. El llega a su hora. No es muy amigo de los británicos, ¿verdad, Ranjit? Pero puede cooperar con ellos, ¿verdad? Como casi todos los indios, he aprendido a inclinarme con el viento.



Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *