Anuncios

Virtual FM 99.9

Virtual FM 99.9 Radios Online Chile, Escuchar en vivo online, La calidad y la emisión continua.

Añadir a su sitio.

¡Hola! Aire fresco del campo. Ojalá los Smith me adoptaran a mí también. Siempre nos viene bien una mano pero Danny es todo lo que necesitamos. Bienvenido a casa. Bienvenido a casa, Danny. ¿Tienes hambre? Contesta, Danny. Sí, señora. Bueno. Pues vamos dentro. Tengo la mesa llena de cosas ricas. Vamos. No se preocupe. Danny siempre ha sido tímido. Le cuesta trabajo acomodarse. Tranquilo. Ya se puede marchar. Lo sabemos todo sobre él. Esta va a ser su casa definitiva. ¿Quieres más pollo, Danny? Danny casi no ha tocado la comida del plato. ¿No te das cuenta, mamá? ¿Está bueno todo? ¿Por qué no comen Uds.? Nosotros hemos desayunado mucho antes de que vinieras tú. ¿Puedo levantarme? Claro, papá. Claro que sí, querido. No le des importancia, Danny. Las mujeres son muy emocionales. Ahora duérmete, hijo. Mañana va a ser un gran día. ¿Te gustan las gallinas? No lo sé. Nunca las vi tan cerca. Te gusta la tortilla, ¿no? Te gustan los huevos en el desayuno, ¿no? Sí. Entonces te gustan. Tengo una idea. Tú te encargarás de darles de comer. No es un trabajo muy duro. ¿Cómo está, señor Smith? Muy bien. ¿Y tú? Muy bien. Hace calor para estar cortando madera. Ven. Voy a presentarte. Bien. Danny, este es Joe. Vive a unos metros de aquí. Es nuestro vecino más cercano. Os dejo. Tengo cosas que hacer. ¿Te gusta cazar, Danny? No lo sé. ¿Cómo que no lo sabes? Es que nunca he cazado. Pues es hora de aprender. Yo te enseñaré. Cuidado. Casi te caes ahí. ¿La gente aún usa este cementerio? Muy poco. Por no decir nada. Los profanadores desplazan a la gente al cementerio urbano. Creo que hay algo que me persigue. ¿Sientes que algo te observa? ¿Tú lo has visto? Lo he visto. Muchas veces. ¿Y qué es? No estoy seguro. La gente aquí dice que son salvajes. Pero yo sé la verdad. Les oigo aullar de noche. ¿Lobos? No hay lobos por esta zona. No sé qué rayos son. Pero quizá un día tú y yo cogemos uno y ponemos su cabeza en la pared. Hasta entonces empecemos por cazar algo más pequeño. ¿Qué pasa, Joe? Nada. Pero no dejes que el niño se acerque a mí, ¿me oyes? ¿Qué está pasando aquí? Las gallinas. ¿No las oyes? Algo las persigue. Yo no oigo nada. Vuélvete a domir. Pero tengo miedo. ¿Miedo de qué? No lo sé. Hay algo ahí afuera. Joe dice que esa bestia come gallinas. Cualquier animal puede matarlas. Sí pero no hay razón para tener miedo, Danny. Quizás solo sea una alimaña hambrienta. No deja de seguirme. Quiere matarme. Eso es ridículo, Danny. Solo has tenido una pesadilla. Ese Joe parece que disfruta exagerando las cosas. Y justo cuando tú estabas con las gallinas. Te ha conseguido asustar, ¿verdad? ¿Por qué no lo matan? Tenemos muchas gallinas, Danny. Y podemos perder alguna si da de comer a alguna criatura hambrienta. Además, no lo olvides: no es malo matar para comer. Es la ley de la Naturaleza. Vamos, arrópate bien o cogerás frío. Buenas noches. Duerme. Y no dejes que te muerdan los bichos. Dime, hijo. Joe estaba un poco triste hoy. ¿Me cuentas lo que pasó? Bueno. No lo recuerdo todo. Estuvimos en el viejo cementerio y vimos una ardilla. Me dijo que disparara.