Anuncios
  • Google+
  • Radio Andina 100.1 FM Arica

    Stream 1 Stream 2

    Radio Andina 100.1 FM Arica, Radio Andina 100.1 FM Arica Radios Online Chile, Radio Andina 100.1 FM Arica radios de chile…

    Añadir a su sitio.

    ¿Le permites dirigir una compañía multimillonaria? Claro, para no perderte como cliente junto con la mitad de mi negocio. Hay riesgos y luego están los riesgos de verdad. Hoy fue un gran día. ¿Quién quiere invitarme a un trago? Tres tragos dobles de Jack. Entonces, cuéntame. Te fuiste a la selva y con tus propias manos Radio descubriste algo que todo el mundo desea. ¿Cómo se siente eso? Me gustaría proponer un brindis. Sí, sí. Brindemos por una pequeña criatura muchas veces incomprendida Radio Por el mapache. Vaya . A no ser que el oro no te interese. Bueno Radio No quiero hablar de eso. No estaba haciendo nada. ¡Ya te dije que no quiero hablar de eso! ¿Qué debería haber hecho? ¿Inclinarla sobre la mesa y follarla en frente de todo el mundo? Estás demasiado borracho para que se te pare. Acepto el puto reto, nena. Me importa una que coquetees con la Miss Neumático del . ¿Crees que no he visto nunca esa clase de ? Tenía una putas tetas enanas. ¿Realmente crees que no eran de verdad? Nada de esto es de verdad. Nada. ¿Por qué lo quieres arruinar todo? ¡Lo hemos logrado! Kay, ¿qué carajo te pasa? ¿Sabes qué te pasa, Kay? No. ¿Por qué no me lo dices? No tienes mucha visión. ¿Verdad? Nada de visión. Tu visión empieza aquí y termina aquí. Aquí está el puto fregadero Radio y aquí está el puto estacionamiento de la tienda de muebles. ¿Te refieres a un trabajo de verdad Radio del que una persona se podría mantener? ¿A esa visión te refieres? ¿Sabes qué? Vete . Claro, Kay. Vete . Radio ¿qué, qué? ¿No te das cuenta de lo que está pasando? Genial. Sí, adelante. Empaca tus cosas de y vuelve a tu vida de . ¿Sabes qué? ¡Me gusta mi vida de ! ¡Es mía! ¿Lo vas a abandonar todo? Siempre me has querido porque soy un desastre, ¿verdad? Siempre me apoyaste verbalmente Radio pero en tu corazón no creíste en mí ni por un puto momento. Nunca creíste en mí, ¿no es así, Kay? Te gusta cuando pierdo, ¿verdad? ¿Cómo eres capaz de decir eso? Te da consuelo, ¿verdad? ¿Te da consuelo? Esta gente está aprovechando de ti. No les importas. No Radio Y desde luego no creen en ti. Que sí creen en mí. Encontré oro. ¿Me permites tener esta victoria? ¡Vamos ganando! ¿Se te ha ocurrido alguna vez que yo sé lo que estoy haciendo? Espero que sí. Claro que sí. Estoy enamorada de lo que tienes ahí Radio más de lo que jamás comprenderás. Estos hombres te van a destrozar. No me pidas que mire lo que hay por venir. Yo sé lo que estoy haciendo, Kay. Yo sé lo que estoy haciendo, carajo. ¿Qué hiciste después, Wells? ¿Qué hice? Me dejé llevar. Me dejé llevar, Jennings. ¿Otro trago doble? Seagram’s con hielo. Sí, señor. Ponme lo mismo. Carajo, a mí no me tienes que impresionar. Me recuerda a mi niñez. Entonces ¿cómo va todo en el encantadísimo mundo de Kenny Wells? Me siento a las mil maravillas. Mejor dicho, a las millones. Qué bien debes sentirte. Pues, parece que hay unos cuántos más aquí Radio que sienten algo parecido. Pues, tal vez. Tal vez no. ¿Cómo es que alguien como tú puede acabar aquí? Conozco a Tom. Tom es amigo mío. Me imagino que sí. Pórtate bien. Me estoy quedando con su primo Timmy que vive en esta calle. Timmy es un personaje si llegas a conocerlo. No conozco a Timmy. No tengo muchas ganas de hablar. Que nos dejemos llevar. Wells. ¿Kenny Wells? Sí. Mark Hancock. Parece que te he agarrado en un mal momento, Sr. Wells. Depende de cómo lo veas. Soy el maldito Kenny Wells, Mark. Ella es Rachel. Ya conozco a la encantadora Rachel. ¿Sabes que este hijo de puta Radio controla más oro que cualquier otra persona del mundo? Ahora tú eres posiblemente la excepción, Sr. Wells. Así están las cosas, ¿verdad? Así están las cosas. Maldita sea. ¿Qué quieres que te diga, Kenny? Es una oferta generosa. ¡Es una puta broma! Vamos a discutirlo Radio Esto no es un trato, Brian. ¡Me quieren joder! Escúchame. No, esto es mío. ¡Esto es mío! ¡Lo encontré yo! ¡Mike y yo! Fuimos nosotros los que nos metimos en el puto lodo y casi morimos de malaria. ¿Y ahora este cabrón me ofrece una sociedad comanditaria simple? Kenny, no pierdas la perspectiva. Cuando uno le ofrece a otro esta cantidad de dinero es un buen día. Puede que lo aceptes o no Radio pero no es que nadie esté intentado ofenderte. Pues, vaya puta delicadeza que tienen. Hancock y Newport tienen la competencia y la experiencia para llevarlo a cabo. Siempre ha existido esta contingencia. Y lo sabes. No, no, no, no. Ahora es cuando Washoe Mining se convierte en un participante. En este puto momento. No tiene nada que ver con el maldito Mark Hancock ni Newport Holdings. Ni veo nuestro nombre aquí, Brian. Borraste nuestro puto nombre Radio ¡Borraste mi nombre de aquí! Pero si intentaras tener una vista general Radio ¿no estaría tan mal relajarte un poco y disfrutar de tu éxito? ¿Que no estaría tan mal? ¿Qué carajo? ¿Qué manera de hablar es ésa, Brian? ¿No estaría mal si me pusiera a cuatro patas Radio para que me dieras por culo? ¿Crees que puedes comprar mi parte y robarme el nombre? ¿Para que el puto Kenny Wells quede a la buena de Dios? ¡Vete , Brian! Si hacemos una breve pausa y lo consideramos con calma Radio creo que te darás cuenta de que Radio esto es uno de los pocos momentos Radio en los que sólo tienes que firmar y nadie de tu familia Radio y me refiero a hasta los nietos de tus hijos Radio jamás se tendrán que preocupar por el dinero. ¿Ves estas manos, Brian? Son las manos de mi padre. He rascado y cavado por la caliente tierra con estas manos. Y te enterraré con estas manos. Vete a decirle a ese tipo Mark Hancock Radio que él trabaja para Kenny Wells. Hoy es mi puto día. ¡Es mi día! Es que a este tipo casi le tengo respeto. Fue una decisión de negocios bastante imprudente, ¿verdad? Eras prácticamente un sin techo. ¿Y rechazaste millones de dólares Radio sólo por los derechos de denominación? Pues, sí. Porque Newport se apropiaría de la mina de Kencana, ¿entiendes? Así que la puta mano de Midas de Mark Hancock iba a perdurar. En cambio yo, Kenny Wells, el maldito afortunado que se durmió borracho Radio y se despertó con un montón de dinero, acaba con las manos vacías. Era mi sueño. Soñé con esto. Si vendes tu sueño Radio ¿qué te queda después? Buenos días, Stacy.