Anuncios

Pudahuel FM 90.5 FM Santiago de Chile

Pudahuel FM 90.5 FM Santiago de Chile, Pudahuel FM 90.5 FM Santiago de Chile Radios Online Chile, Pudahuel FM 90.5 FM Santiago de Chile radios de chile…

Añadir a su sitio.

Hay que darles su pedazo de la torta, ¿sabes? Levántate. Vamos, levántate. Me estoy congelando, Mike. No dejes que me muera sin nada, ¿de acuerdo? Descansa. Se nos está acabando el dinero, es verdad. ¿Qué puedo hacer para que vuelvas a trabajar? Lo voy a cancelar todo. No. No, no, no. No lo hagas, Mike. No, no. No puedes hacer eso, Mikey. Tenemos que sacarte de aquí, Wells. ¿Cuál es el plan, Mikey? Yo sé que tienes un plan, Mike. Yo sé que tienes un plan. ¿Cuál es el plan? ¿Cuál es el plan? Conseguir agua limpia. Si conseguimos sistemas de filtración, creo que tal vez vuelvan. Esta tarjeta de Visa tiene . dólares de saldo. Y esta tarjeta Diner’s Club tiene unos dólares. Gástalo todo. Gástalo todo, Mikey. Anda que no fue a cada maldito lugar Radio donde vive cada uno de nuestros trabajadores. Fue a riachuelos sin nombre. A todos los riachuelos que se conectan con el gran río Kencana. ¿Sabes lo que pasó? Volvieron los trabajadores. Yo pasé las semanas después aturdido por la malaria. Debería haber muerto. Mike lo mantuvo todo en marcha. ¿Qué día es? Ni idea. ¿Y el mes? Agosto. ¿Llevas todo este tiempo sentado ahí? No te dejes llevar. ¿Qué dicen los informes? ¿Tienes noticias? Sacamos muestras más. ¿No son buenos los resultados? No son buenos. Son más bien geniales. Mike, no me jodas. Hay . gramos por tonelada. ¿Hay Radio . gramos por qué? Hay . gramos por tonelada. ¿Qué me estás diciendo, Mike? Hallamos un yacimiento. ¿Tenemos una mina de oro? ¿Tenemos una mina de oro? Tenemos una mina de oro. ¡Tenemos una mina de oro, Mike! ¡Tenemos una mina de oro, Mike! ¡Tenemos una mina de oro! ¡Tenemos una maldita mina de oro! ¡Tenemos una mina de oro! ¡Tenemos una maldita mina de oro! ¡Tenemos una maldita mina de oro! ¡Tenemos una mina de oro! Lo sabía, lo sabía, lo sabía. ¡Tenemos una maldita mina de oro! Váyanse , mosquitos. Es imposible Radio describir lo que sentí en ese momento. Es increíble cómo un poquito de polvo de oro lo cambia todo. Para bien o para mal, había empezado la aventura. Y vaya aventura que era. Somos el mejor equipo que hay. Carajo que sí. Eres un buen tipo, Kenny. Compartimos la riqueza. A la veta principal. A la veta principal. Bueno, cariño. Hazme un favor. Cierra los ojos. Bien. Tápatelos con las manos. Sigue con los ojos cerrados. De acuerdo. Te tengo. Te tengo. Bien. Uno, dos, tres. Va a ser nuestro. Alejado de todo. Tal como siempre hemos querido. ¿Te gusta? Sí. Sí. Mira Radio la casa Radio va a estar aquí, ¿está bien? Con la cocina mirando hacia el salón. Habrá dos chimeneas. ¿Nos podemos permitir todo esto? Ya dentro de poco, cariño. Ya dentro de poco. Mira esto. Habrá dos habitaciones por este lado. Está bien. Mira este parque infantil para los niños. ¿Cuántos niños quieres? La cocina tiene que estar aquí para aprovechar de la luz de la mañana. ¡Sí! Y una segunda cocina por este lado y una tercera por el otro lado del riachuelo. Y una cuarta ahí con los alces. Kenny, Kenny. Él es Walt Kealer. Es el editor de la revista Gold Digger. Contamos con . suscriptores, y les encantaría saber todo Radio sobre lo que estás haciendo en Indonesia. ¿Tienes un momento? Te invito a un trago. Es todo tuyo, Walt. Carajo, yo leo la revista Gold Digger. Vamos. Dicen que si lo logras, te darán el zapapico de oro. ¿Qué tal te parece? Me parece que quizás lo hayas maldecido. ¿Cuántos gramos supones que hay? Millones, Walt. Sin duda, millones. ¿Pediste préstamos? Qué va. Estas son las grandes ligas. ¿Y cómo es la infraestructura? La hemos construido desde cero. ¿Tienes algún mensaje que dar a los lectores de la revista Gold Digger? La última carta que se muestra es la única que importa. Kenny, qué bueno verte. Buenos días, Beverly. Clive, ¿cómo estás? Ahí está. Qué bueno verte, señor. Qué bueno verte a ti. Ya sabes que tu padre y yo empezamos juntos en este negocio. O sea, él me metió en el negocio. Eso ya lo sabes. Siempre habló muy bien de ti, Clive. Es uno de los mejores hombres que jamás he conocido. Sí. Ahora bien. Los resultados de tus primeros ensayos Radio han subido de a centavos. ¿Y pudiste extraer dos muestras más para confirmar dichos resultados? Tres más. ¿Tres más? Sí. Eso es estupendo. Pues, me gustaría suscribirme Radio a una inversión de colocación privada de Washoe. Y creo que podemos recaudar entre ocho y diez millones de dólares. Desde luego el capital es nuestra prioridad en este momento. Pues, sí, lo es. Y mucha gente va a querer hacer este trato. Pero la historia está a nuestro favor. Claro. Desearía haberlo negociado antes. Te podría haber ayudado desde el principio. Pues, aquí estamos. Aquí estamos. Lloyd, ¿me llenas la taza, por favor? Lo tomo solo con una gotita de licor. Sr. Wells, su café. Muy bien, Lloyd. Gracias. Stanton, el Sr. Wells ha accedido a hacer negocios con nosotros Radio pero con una condición. Lloyd, quiero que tú manejes personalmente mis cuentas. Necesito que estés a mi disposición Radio las horas, los días del año Radio ya que serás mi puto esclavo. Por supuesto. Sí, gracias. Ya basta de hablar. Tenemos una maldita fortuna que ganar. Me parece bien. ¿Kenny? ¿Kenny? ¿Leíste el último informe? Kenny, ¿te llegó el último informe? Sí, sí, sí. Los estoy mirando ahora mismo. ¡Carajo! Carajo que sí, mi amigo. Es increíble. Carajo. Bobby, puedo ver a tu esposa sonriéndose desde aquí. Has vuelto adonde perteneces, Kenny. Este edificio tiene mucha historia, muchachos. ¡Buen trabajo, Todd! Bueno. El precio de las acciones se va a disparar. Asegúrense de no venderlas todas. Véndanlas poco a poco por si acaso. Especialmente tú. ¿Qué? Ahorra un poco. Por primera vez en tu vida, ahorra un poco para cuando no haya, Bobby. Claro. Oye. ¿Qué? ¿Me entiendes? Sí. Carajo, nos vamos a forrar. Finge trabajar por lo menos. ¿Sí? ¿Qué me traes? Buscadores de petróleo. Este Mike Acosta ha tenido éxito. Cobre. Fue adquirido por Freeport Mack. Está todo ahí. Sí, he oído hablar de Acosta. Me gusta. Empecemos con la buena noticia Radio y es que el % de los costos han sido repartidos Radio y queremos darles a ustedes un % del que queda Radio Hay más comida. No beban durante el almuerzo. O por lo menos coman mientras beben. ¡Kay! ¿Qué? El teléfono, por favor. ¿Quieren que lo conteste? Buenas. Washoe Mining. ¿Con quién quiere hablar? Kenneth Wells, por favor. Espere, por favor. Kenny, tienes una llamada. Gracias, querida. Te quiero, nene. Muy bien. Kenny Wells. Soy Brian Woolf de Brown Thomas en Nueva York. Llamo de parte de Minerals and Oil Group. No me jodas. Pues, me parece estupendo, Brian. Te lo digo en serio. Estoy muy emocionado. Muy bien. Me compraron un puto billete de avión. Quieren reunirse conmigo. ¡Vamos! A mi entender, no se sabe bien lo que hacen los bancos. Pero los que hicieron este país, no fueron los trajeados de . Sin ofender, pero ellos tomaron la salida fácil a diferencia de Mike y yo. Nosotros nos lanzamos. Lo que tenemos aquí es una inversión privada en juego. Casi el % ya ha sido suscrito. Ahora bien, si los resultados siguen saliendo bien Radio que va a ser así Radio no habrá límites. No nos tienes que convencer. Ya hemos hecho los cálculos. Creemos que estás sentado en el hallazgo de oro más grande de la década.