Anuncios

Rock AND Pop

Rock AND Pop Radios Online Chile, Rock AND Pop radios de chile…

< Necesitaba estas velas escarlata para que pudiera vernos desde lejos. Gracias a Assol he podido entender una verdad muy sencilla: que los milagros los hacemos con nuestras propias manos. ¿Milagros? Sí, Panten. Si el corazón de alguien desea un milagro, ayúdale a que lo vea. Y ese alguien tendrá un nuevo corazón Radio y tú también. Tu sueño se ha hecho realidad, pajarillo. Queridos amigos, venid y brindad conmigo Radio ¡por mi prometida! ¡Que sea muy feliz, capitán! Y felicidad también para la elegida. ¡Sí, sí, serán felices! Es usted mi pesadilla. Siempre quiere algo cuando estoy a punto de salir. Deme la receta. ¿Va al baile de las elecciones? Sí, si no hay una epidemia. Su maldito Roosevelt no tiene ninguna posibilidad. Está prácticamente elegido. ¡Ned! Buenas noches, señora Elliott. Buenas noches. No se te ocurra ponerte a hablar de política ahora. Ya voy. Estate quieta. Te mueves como una lagartija. Me estás dando tirones, ve con cuidado. ¿Cómo quieres que te las quite, si no te estás quieta? Dejad de discutir. Si se estuviese quieta Radio Deberías tener más cuidado. Gracias, mamá. Yo ya estoy lista. Gracias a Dios que se puede contar con alguien de esta familia. Abróchame. Tu padre está abajo con el doctor Moore. Ojalá no haga esperar a Tom. Le vendría bien a ese engreído. Es un chico muy agradable. Quien te oyera pensaría que es tu novio y no el de Louise. No te atrevas a decir Radio Helen ve a ver si Louise está lista. Deberías decirle a Helen que no sea tan impertinente. No quiere serlo. Es un poco impetuosa. Louise, ¿puedo pasar? Sí, adelante. Mamá pregunta si ya estás lista. Sólo un minuto. ¡Estás preciosa! ¿Tú crees? Vas a ser la belleza del baile. ¿Me prestas esto para esta noche? Pues claro. A lo mejor hoy conozco a un joven apuesto que me diga: Radio “cariño, te quiero” y yo le conteste: Rudolf, tienes que olvidarme. Nunca me permitirán casarme con un artista sin dinero. Has vuelto a leer otra novela francesa. Son tan románticas. ¡Qué preciosidad! ¿Tom te las ha enviado? Sí. ¿Cuándo vais a casaros? Aún no me lo ha pedido. Ojalá lo haga pronto. Así alguna de nosotras podrá quedarse en tu habitación. Estoy tan harta de dormir con Grace. A Tom no se le puede meter prisa. ¿Me dejas usar tus polvos? Las chicas de tu edad, no usan polvos. ¡Louise! Sí, mamá. Pero si se ponen bien, apenas se nota. ¿Estás lista? Sí, mamá. No sé qué hacer con tu padre. Sigue hablando con el doctor Moore. Ned, sube y acaba de vestirte o me dará un ataque de nervios. Ahora subo. Se me hace tarde. Tenga su panacea y lárguese, viejo charlatán. No entiendo por qué tanto revuelo con Roosevelt. Ése si es charlatán. Ustedes los reaccionarios Radio Si usase la cabeza, sabría que los tiempos Radio Radio están cambiando. Lo que era bueno para nuestros mayores, es bueno para mí. Ellos consiguieron este país. ¿Por qué no lo acabaron? Yo seguiré siendo conservador. Seguro que sí. Ahora no me vuelva a molestar. Ahí llega Tom. Ya lo ve. Los tiempos están cambiando. Tengo prisa. Buenas noches. La vejez lo está volviendo chiflado. ¡Viene Tom! ¡Tom! Viene en su nuevo automóvil. ¡Qué horror! Parece un monstruo. ¿Crees que podrá pararlo? Buen trabajo, Tom. ¡Es maravilloso! Hola a todos. Hola, Tom. Helen tiene toda la cara empolvada, ¿qué dirá Tom? A mí qué me importa ese petimetre. Ve a abrir, Tom está esperando. Eres una impertinente. Tom, no sólo es el hijo del banquero, sino tu futuro cuñado. Vamos. Grace haría mejor en ocuparse de sus asuntos. Ned, ¿aún no estás listo? Grace no debería hablarle así a Helen. Tú siempre te pones de parte de Helen o de Grace. Ya está bien. Acaba de vestirte o no llegaremos. No me metas prisa. Por suerte sólo elegimos presidente cada cuatro años. Cuando sea una bailarina famosa, nadie me dirá cuántos polvos he de ponerme. Espero que sepas no ponerte demasiados. No sé por qué quieres casarte con ese patán engreído. Tom Knivel es muy simpático. La chica que se case con él será afortunada. Buenas noches, señoritas. Buenas noches. Louise, ¿me concedes el primer baile? Si bailas el segundo con Grace. Seguro. Louise, ¿me concedes un vals? Helen, ¿el primer vals? Si bailas el penúltimo con Grace. Será un placer. Grace, ¿me concedes el penúltimo baile? Desde luego. Gracias. Rose, tus chicas son las más populares de Silver Bow. Será emocionante el día en que Tom se case con Louise. Aún no se lo ha pedido. No hagas el tonto. Hay mucha gente. Sí. Bailar es divertido, ¿verdad? Digo que es divertido bailar. Sí, lo es. Hola, Stella. Hola. Tengo un recado para ti. ¿De quién? Lo sabes muy bien. Mi padre quiere que le reserves un baile. Lo siento, tengo todos concedidos. ¿Dónde está? Ha ido al boxeo. ¡Qué emocionante! Espero poder ir algún día. Helen, las damas no van al boxeo. Pero yo no soy una dama, soy Helen Elliott. ¡Atención, por favor! Han empezado a llegar los primeros resultados. Alabama: Parker, .; Roosevelt, . Idaho: Parker, .; Roosevelt, .. Illinois: Parker, .; Roosevelt, .. ¿Quién es el hombre que está con Sam Johnson? No lo había visto antes. Discúlpame. Tom, ¿quieres Radio ? La élite de la ciudad bailando en honor a su nuevo presidente. Gente simpática. La mejor del mundo. Tal vez opinase igual si pudiese echar un trago. ¿Cómo? No, nada. Buenas noches, señor Johnson. Hola, Helen. ¡Qué guapa estás! ¿Le gusta? Lamento haber ido al boxeo. ¿Te dio Stella mi recado? Sí, pero no he podido reservarle un solo baile. Convenceré a uno de los jovenzuelos para que reparta uno conmigo. Frank Medlin, la señorita Elliott Es un periodista de San Francisco. Prefiere el boxeo a los bailes y una buena bebida a las jovencitas guapas. Así que cuidado con él. ¡Qué interesante! ¿Está aquí por algún motivo, señor Medlin? ¿Hace falta un motivo que lo justifique todo? No siga por ahí. Esta joven no se arredra fácilmente. Los resultados muestran una ligera mayoría para Roosevelt. Les daremos los próximos resultados tan pronto como lleguen. Ahora busquen a sus parejas para el baile de figura. Va a empezar el baile. Éste vamos a robarlo. Muy bien. Daré una vuelta. Yo podría arreglarle uno o dos bailes. No, gracias, no bailo. Preparados para el baile de figuras.