Anuncios
  • Google+
  • Radio Cooperativa

    Stream 1 Stream 2

    Radio Cooperativa, Radio Cooperativa Radios Online Chile, Radio Cooperativa radios de chile…

    Añadir a su sitio.

    < Bastante malo, ¿no? Yo no soy crítico literario. Ni falta que te hace, te basta con tener olfato. Empieza bien, pero decae y no sé por qué. Habrá que esperar al siguiente capítulo. Tal vez no haya capítulo siguiente. Yo no me daría por vencido. Tú puedes escribir. Lo que he leído lo demuestra. Tú puedes escribir, ¿por qué no has escrito una novela? Quizá nunca di con un buen argumento. Así que es eso lo que necesitas, un buen argumento. Ahí lo tienes, solo en el mundo, sin nada de qué preocuparse. Deberías avergonzarte de ti mismo. No escribe porque no tiene un buen argumento para una novela. No sabes la suerte que tienes. Buenas noches, Tim. Buenas noches, Louise. ¿Es que no tienes sentido común? No sé lo que me pasa. Lo que sí sé, es que las hermanas de Louise lo tienen todo Radio Radio y Louise que se lo merece más, no tiene nada. Mañana es Navidad y no puedo regalarle nada. No creo que a Louise le preocupe eso. Pero a mí sí. Me siento como un vagabundo. Lo único que tengo son facturas. Incluso a ti te debo dinero. Quisiera poder darle el mundo. Lo único que consigo es hacerla desdichada. No hace falta que me lo jures. Ojalá pusieras el mismo empeño en ser un buen escritor. ¡Adiós, Feliz Navidad! ¡Feliz Navidad! Sus trabajos, últimamente, llegaban tan muertos que los enterrábamos. Si llegaban. ¿Acaso se esperaba un superventas a partir de un mal combate preliminar? Si se cree demasiado bueno para este periódico Radio Sí, ya sé lo que me toca hacer. Sólo le pido lo suficiente para poder vivir como un ser humano. No puede quejarse, cuando viene apestando a tugurio. Usted sí que puede predicar. Lleva tanto tiempo dándole al whisky que parece un corcho viejo. Ya he aguantado bastante. Queda despedido. ¿Despedido? Estupendo, así me buscaré un trabajo mejor. ¡Feliz Navidad! Hola, Frank. ¿Qué haces en casa a estas horas? Nada, he venido Radio ¿De dónde has sacado eso? Lo he comprado. ¿Con qué? Con mis ahorros. Llevo meses ahorrando. Quería sorprenderte cuando volvieras del trabajo. ¡Vaya! ¿Ocurre algo malo? El jefe me ha hecho hoy un inesperado regalo de Navidad. Me ha despedido. ¿Por qué? Porque le pedí un aumento. Ha habido algo más. Te peleaste. Se atrevió a decirme que bebo y él se traga una botella en su despacho Radio Radio cada día. Ya veo. Cariño, lo siento. Perdí el control. No te preocupes, encontraré un empleo. Los hay a montones para buenos cronistas deportivos. Claro que lo encontrarás. Flora Gibbon vino esta mañana. ¿Ha vuelto aquí otra vez? Me dijo dónde podría conseguir un empleo. ¿Un empleo? ¿Qué clase de empleo? Unos almacenes. ¿En unos almacenes? Lo siento, tendrás que olvidarlo. Pues no pienso olvidarlo. Puede ser una ayuda y lo haré. Si no lo compartimos todo, ¿qué sentido tiene el matrimonio? No permitiré que seas una esclava en unos almacenes, Radio volviendo a casa agotada todas las noches. Es más agotador preocuparse por las deudas. Prefiero trabajar a preocuparme. ¿Me estás echando en cara que no puedo mantenerte? No es eso. De no haber sido por el bebé Radio ¿También eso es culpa mía? Haz lo que quieras, pero te diré una cosa, no me quedaré aquí sin hacer nada. ¿Aceptas ese trabajo? ¡Por favor! No puedo seguir viviendo en una casa llena de deudas. ¿Adónde vas? A emborracharme. ¡Por favor, vuelve! Si te emborrachas, no vuelvas, no te atrevas a volver. ¡Feliz Navidad! ¡Frank, Feliz Navidad! ¡Qué maravilla! Sí. Me refiero a ti. ¿Quieres champán? Gracias. Sam, ¿no pensarás emborracharte? Claro que sí, es el único modo de soportar estas presiones. Me temo que vas a tener que soportarla un poquito más. Los amigos de Stella nos esperan. Los amigos de Stella me hartan y estas camisas también. A pesar de todo Radio De acuerdo, iré. No me sujetan las piernas. Vamos, te ayudaré a levantarte. Yo no quiero salir, déjame. Se lo prometiste a tu hija. ¿Puedo ayudarle? Quiero quedarme aquí y emborracharme. ¡Feliz Navidad! Lo siento. Stella, tu padre está un poco mareado. Id vosotros, nosotros iremos en cuanto se le pase un poco. Tal vez sea lo mejor. Vámonos. Papá nos alcanzará. ¿Tú vienes? No, me quedaré aquí con él. Nos vemos allí. No tardéis. ¿Vienes con nosotros, Norman? Sí, desde luego. Les veré allí. Iremos dentro de un ratito. Sam, ¿te encuentras mejor? ¿Quieres que te traiga un poco de agua? ¡Norman! ¿Qué estás haciendo aquí? He dejado a los demás, no me echarán de menos. Pues has hecho mal. Quería contarte el final de la historia. Te dije que sé cómo acaba. Sólo puede acabar de una forma. Tú y yo somos jóvenes, no podemos enterrarnos por gratitud. Tenemos una vida por vivir. ¡Te quiero! ¡Zorra! ¡Stella! Papá, escucha. No se lo cuentes esta noche. Sé que está mal lo que he hecho. No le amargues la Navidad. Papá tienes que despertarte. Se lo contaré todo mañana. Apártate. De acuerdo, iré. ¡Feliz Navidad! Claro que iré. Siento haberme retrasado. No debería haber bebido tanto. Llamad a un médico. Llama a un médico. El doctor dijo a Sam hace meses que si no dejaba de comer y de beber, Radio como un animal, no duraría mucho. No es justo. Sam tenía todos los motivos para vivir. Tenía dinero, posición, a Helen Radio Creo que eran realmente felices. Tal vez, cuando un hombre lo tiene todo, quiere que llegue la muerte, Radio luego, con el tiempo, puede volverse en su contra. Nosotros no tendremos esa preocupación. No, gracias a Dios. Sólo deseo que la vida de Louise sea más fácil. Ella no me preocupa. Saldrá adelante, tiene cabeza. Frank, despierta. Me marcho, el café está hecho y hay tostadas en el horno. Sólo tienes que encender el gas. La mujer sale a trabajar y el marido sólo tiene que encender el gas. ¡Frank, por favor! Será una estupidez por mi parte, pero no acabo de acostumbrarme. No empecemos otra vez. ¿Vendrás a cenar esta noche? No lo sé, aún no hemos acabado el inventario de primavera. Lo que significa que cenarás con Benson. Es muy considerado cuando me quedo a trabajar hasta tarde. Yo también lo sería con una secretaria tan guapa como tú. Sólo que yo soy tu esposa. Lo siento. No sé si tienes idea de cuánto te quiero. Amo tu cara, tus gestos, tu manera de andar más que a mi vida. Eso me está matando. Frank tienes que reaccionar.