Anuncios

107 Punto 9

107 Punto 9 Radios Online Chile, 107 Punto 9 radios de chile…

< Tengo un plan que no puede fallar Mi momento No me detendré hasta ganar Mi momento De honrar a mi familia y amigos Mi momento Este es mi momento Una vez más Este es mi Momento Una vez más Bueno, nos vemos en la ciudad. ¿Adónde vas? A darle a Shuriki una dosis de su propia magia. Pero la Reina Shuriki es realmente poderosa. No sin su varita mágica. Espera. Iré contigo. Yo también. No. No. Ya arriesgaron mucho por mí. Esto es algo que debo hacer sola. ¡Vamos! Debemos ayudarla. ¡Vamos! ¡Bien! ¡Vamos, Luna! ¡Atrapemos a esa Princesa! ¡Hagámoslo! ¿Dónde están esos dos? ¡Salgan de donde estén! ¿Alguno de los dos? Por favor. ¿Quieres que te acompañe? Gracias, pero yo me encargo. El acuerdo comercial está listo para que lo firme, Su Majestad. ¡Listo! Ahora que ya nos ocupamos de eso Radio ¡Shuriki! ¡Princesa Elena! Ha llegado el momento de qué pagues tus crímenes. ¿Crímenes? ¿Cuáles? Shuriki invadió Avalor y derrocó a la familia real. Mi familia. ¿Es cierto? Bueno, Elena Radio algunos heredan su Reino, y otros tienen que tomar el suyo por la fuerza. Yo vine a recuperar el mío. Pero Avalor ha estado mucho mejor sin ti. ¿Para qué arruinar algo bueno? ¿Buscas esto? ¿Cómo la conseguiste? Fue esa Princesita, la que tiene el collar. Un momento. ¿Sofía está involucrada en esto? Sí, ella me liberó de su amuleto. Para poder liberar a Avalor de ti. No estoy segura. Se necesita más que una varita mágica para convertirte en hechicera. Tu hechizo ha resonado en mi mente durante años, Shuriki. Lo sé de memoria. ¡Vadísima! Tendrás que hacerlo mejor que eso. ¡Vadísima! ¿Qué Radio Es esto? Nunca vi esta pintura. No es una pintura común, Elena. Así es como Alacazar protegía a tu hermanita y a tus abuelos. Dentro de una pintura encantada que ni mi magia puede tocar. Isabel. Y hablando de familia, no has saludado a tu primo Esteban. No, este no puede ser Esteban. Estuviste atrapada en ese amuleto por mucho tiempo. Quizá tú tengas años todavía, pero Esteban creció. Espera, ¿estás con ella? No Radio Tuve opción, Elena. ¿Es cierto, Esteban? ¡Vadísima! ¡Atrápenla! ¡Los encontré! ¿Qué sucede? Nada, Armando. Estoy poniendo las cosas de nuevo en orden. ¡No tan rápido, Shuriki! ¡Súbete, Elena! No, espera. ¡No te vayas, Skylar! ¡Vadísima! Guardias, ¡deténganlos! Captúrenla antes de que caiga el sol, a ella y a esa Princesita. ¡No meta a Sofía en esto! Y encierren a ellos mientras tanto. ¡Quítame las manos de encima! ¡Suéltame! ¡Lo lamentará! Lo dudo. ¡Espera! ¡Skylar! Debemos regresar. ¿Para qué? ¿Para que ella acabe contigo? Eres valiente, Princesa, pero tu estrategia de batalla no es muy buena. ¡Elena! ¿Qué pasó? Me esforcé, Sofía, pero no hice bien el hechizo, y Shuriki tiene a tu familia ahora. ¿Tiene a mi familia? Lo siento mucho. ¡Allí está! ¡Arqueros! ¡Preparen las flechas! ¡Disparen! ¡Están lanzando flechas! ¡Acción evasiva! ¡Esquiva y zigzaguea! Si, podríamos hacerlo o podríamos irnos de aquí. ¡Podríamos ir a mi casa! ¡Genial! ¡Agárrense! Espero que estén bien. Esto no está bien, Roland. ¿Dónde está Sofía? Saldremos de aquí, Miranda, y encontraremos a Sofía. Los prisioneros están seguros, canciller Esteban. Esos prisioneros son de la realeza, y los tratarás como tales. Si, canciller. Pero queda otro lio por solucionar. ¿La Princesa Elena está viva? Eso parece. Ella es la legitima heredera al trono. Deberíamos ayudarla. ¿Y qué sugieres que hagamos? ¿Pelear con la Reina? Porque perderemos. Pero Elena es tu prima, Esteban. Y sus abuelos me criaron como a un hijo. Pienso todos los días en lo que les pasó. Así que no necesito que me lo recuerdes, Armando. Elena, ¿qué pasó allá? Nunca supe qué les pasó a mi hermana y a mis abuelos. Hasta hoy. Verlos atrapados en esa pintura me recordó la última vez que vi a Isabel. ¿Isabel? Mi hermanita. Había estado en el jardín todo el día construyendo un nuevo comedero para los yácuines. Estaba sucia. Y nuestros padres estaban volviendo a casa a cenar, así que le pedí que se cambiara. Y ella regresó con un vestido limpio, pero aún tenía las manos y la cara cubiertas de tierra. Yo acababa de limpiarla cuando oí el carro de nuestros padres que se detenía afuera. Y luego llegó Shuriki. Lo siento. Cuando la vi en esa pintura encantada hoy, aún tenía una mancha en la mejilla. Supongo que no la limpié bien. Tenemos el hechizo para sacarlos. ¿Si? Si. Tu abuelo me mostró dónde estaba antes de irse. Pero nunca aprendí magia, así que no puedo hacer un hechizo. Tendrás que hacerlo, Mateo. Y Radio ¿Por qué podría yo hacerlo? Mateo, estás en el sótano practicando magia noche y día. ¿Crees que no lo sé? Pero debo advertirte algo, Elena, si los sacamos y Shuriki sigue en el poder, los meteremos en un gran peligro. Tenemos visitas. Rápido. Escóndanse allí. Bien, ahí voy. Rafa, ¿oíste? Dicen que la Princesa Elena ha regresado. De prisa. Entren. Debemos tener cuidado. Princesa Elena, está bien. Podemos confiar en ellos. ¡Es cierto! ¡La Princesa vive! Mi Princesa. No necesitan hacer una reverencia. De acuerdo. Estamos bajo sus órdenes. Yo mismo me ocuparé de Shuriki. Gracias a todos, pero esta es mi pelea, no la suya. Yo soy quien debe enfrentarse a ella.