Radio Nuestra

Radio Nuestra, Radio Nuestra Radios Online Chile, Radio Nuestra radios de chile…

Añadir a su sitio.

< Nunca he sido yo mismo realmente. ¿Y ahora? ¿Ahora? Ahora, tengo un pequeño hijo, este trabajo, y otros meses de condicional. Eso es realmente triste. No, hombre, es la vida. ¿Sabes? Nunca tuve eso antes. Llego a casa cansado, no hago demasiado dinero, pero, no tengo preocupaciones, hombre; no como las tenía antes. Esa es la verdad. Deberías probar, negro. Eres el único hombre que me ha tocado. El único. No he tocado a nadie desde entonces. LUZ DE LUNA No recuerdo la calle, pero era frente a un restaurante. ¿Cuánto había? dólares. Gasté , dólares en el desayuno. Ahora hay ,. ¿Qué te parece? ¡Un hombre honesto! No me gusta. Un tonto que respeta la ley. ¿Qué te parece? Viene hasta aquí sólo porque la encontró. Deberías recibir una medalla. Gino, ve a comprar una. Gracias. Ya tengo una medalla. ¿Ex G.I.? Sí. Estuve en la marina. Me gusta. Quiero hacer algo por él. Dale uno de diez. Ese es tu problema. No sabes apreciar la honestidad. Dime una cosa. ¿Qué te hizo traer la billetera? No sé. Ahora mismo, yo también me lo pregunto. Supongo que soy un imbécil. Eso también me gusta. ¿Sabes conducir? Sí. Tienes empleo. ¿Para qué queremos dos chóferes? Despide a Clayton. Está bien Radio Espere, no quiero quitarle el trabajo a otro. Tómatelo con calma, Jack. Me llamo Scott Radio Chuck Scott. Está bien, Scottie. ¿Hola, Fats? ¿Qué haces además de vivir pegado al teléfono? Hace minutos que trato de llamarte. No importa. ¿Y Johnson? ¿Hablaste con él? ¿Y qué dice esta vez? Tendrán que venir el miércoles a cenar. El jueves no. El miércoles. ¿Sí? Está bien. Allí estaré. Gracias, Jo. Ah, Job. ¿Como en la Biblia? Llevó a su gente al desierto. Lo llamaron Job. Sí, no lo olvidaré. Adiós. Vamos, Charley. Bien, chucho, bien. Sr. Roman, algo no funciona. No puedo desacelerar el coche. Calma, Scottie, yo me ocupo de eso aquí atrás. Tú ocúpate del volante. ¿Quiere decir que Radio ? Eso es, Sí, señor. Justo a tiempo. ¡Eddie, no sabes cómo conduce! Lo sabremos. Tal vez no. ¿Cómo te sientes, Scottie? ¡Bien! Pero no lo entiendo. ¿Quién lo entiende? Mira, no está mal. Es un buen chofer. Eres bueno, Scottie. Gracias. ¿Qué hacemos ahora? Ahora conduces tú. Es todo tuyo. ¿Bien, Sr. Johnson? ¿Qué le parece nuestra casita? Encantadora. Nunca pensé que tendría el placer de cenar aquí. El Sr. Johnson creía que no me era agradable Radio Radio sólo porque se apropió de una parte de mis negocios. Supongo que no te conoce muy bien. No muchos se lo habrían tomado como lo hizo él, Sra. Roman. Vive y deja vivir. Ese es mi lema. ¿No es así, Gino? En este mundo hay sitio para todos. Para usted también, Sr. Johnson. Bien Radio Gracias, Gino. Yo también tengo una casa muy interesante en La Habana. Me gustaría que vinieran a visitarme, algún día. ¿Conoce La Habana, Sra. Roman? No, nunca he estado. Lorna no viaja mucho. Lo siento. ¿Lo ordenó el médico? No, yo. Bien Radio Si me disculpan Radio Radio les dejo con sus negocios. Buenas noches, Sr. Johnson. Buenas noches, Sra. Roman. Fue un placer conocerle. Gracias. Es adorable, ¿verdad? ¡Es hermosa! ¿Un poco de brandy? No les diré que no. ¿Dónde está Tommy? Se portó mal. Lo encerré en el sótano. Tommy es un perro. Un perro muy grande. No estoy bebiendo solo, ¿verdad? No. Sr. Roman, ¿puedo hacerle una pregunta muy personal? ¡Por supuesto! ¿Cuál es su negocio, realmente? Gino, ¿cuál dirías que es nuestro negocio, realmente? Yo diría que Radio Radio el entretenimiento. ¿El entretenimiento? Sí, nada más que risas. Bromas aparte, aún quiero comprar dos de sus barcos. Pero yo no quiero vender. Tal vez podamos discutirlo. ¿Qué opina? Lo pensaré. No, llevaría demasiado tiempo. Les puedo contestar mañana. No, esta noche. Ahora. ¿Cuánto me darían por ellos? ¡Nada! Está bromeando, ¿no? Fue una hermosa velada, pero debo irme. Podemos seguir Radio No se puede ir sin ver el resto de la casa. No vio los otros pisos. Ni la bodega. Tenemos una bonita bodega. Bueno, me gustaría ver la bodega. ¡Bandry Napoleón! ¡! Lo veo y no lo creo. ¿Cómo creer que había una botella de auténtico Napoleón aún intacta? Gino, ¿te das cuenta de que Radio ? ¡Gino! ¡Gino! iEi, Gino! ¡Gino! ¡Gino! ¡Gino! ¡Ei, Gino! ¡Gino! iGi Radio Gino! Oh, no Radio ¡Gino! Gi Radio oh, no Radio No Radio no Radio No, no, no Radio iNo, no! iAyuda, ajuda, ajuda! Gire aquí, por favor. Está demasiado cerca, señorita. ¿Por qué no retrocede? ¿Qué pasó con Clayton? Se ha ido, señorita. Es señora Roman. Discúlpeme. No lo sabía. Está bien. Creo que me gusta más de la otra forma. ¿Puedo hacer algo por usted? Haga que el tiempo retroceda tres años. Si puede hacerlo, llámeme señorita. Y si no puede Radio Radio mire para otro lado. Ya puede volver al coche. ¿Qué habrá allá a lo lejos? La Habana, creo. ¿Ha estado allí? Sí, hace mucho tiempo. ¿Cómo era? Para mí era Radio Radio hoteles baratos, restaurantes baratos, amigos baratos. Todos los lugares se parecen si no tienes dinero. Para mí valdría mil dólares Radio Radio llegar a La Habana. ¿Mil dólares? Sí. Un vapor cuesta sólo Radio . Nunca podría llegar sola. ¿Por qué no? ¿Alguna vez ha estado asustado? ¿Realmente asustado?