Anuncios
  • Google+
  • Radio La Clave 92.9 FM

    Stream 1 Stream 2

    Radio La Clave 92.9 FM Radios Online Chile, radios de chile…

    ¿Que lo grabe? A mí no, a él. SubreptiJuego de autosmente, por supuesto. Por supuesto. Aquí tiene, señor Carvell. GraJuego de autoss. Él es nuestro médico forense, el doctor Mallard. Dígame Juego de autos. Todos lo hacen. Rick. Es extraño, ¿no, Rick? Alguien cometió un asesinato. Convencional. Pero luego lo encubrieron. Convencional. Y luego, lo descubrieron. Lejos de ser algo convencional. ¿Cree que mi esposa participó? No. Y ese es el problema. James era un hombre grande. No hay manera de que yo lo levantara y lo enterrara. Eso es fácil. Lo hizo rodar sobre el plástico. Lo arrastró afuera. ¿Sin arruinar estas uñas? Mírelas. Son tan perfectas. Intenté convencer al agente Juego de autos Emisoras de Radio de que su esposa dice la verdad. Me temo que no me cree. Dígame, Rick, ¿por qué le complace eso? ¿Qué? Bueno, mostró una leve sonrisa reflexiva Emisoras de Radio cuando dije que Juego de autos no le creía a su esposa. No lo hice. ¿Timothy? Me temo que no me cree. No sé si Dios estaba mirando a su esposa y a Finn esa noche Emisoras de Radio pero usted sí. ¿Mi esposa y el muerto? Sí. Cuando su esposa huyó de la casa, usted enterró el cuerpo. Dios mío, viejo. ¿Por qué haría eso? Porque usted quería el dinero. Debía esperar a que su padre muriera Emisoras de Radio antes de poder implicarla en el asesinato. Pero cuando ella recibió su herenJuego de autos, usted desenterró el cuerpo. Sí, usted tiene una imaginación muy fértil, Juego de autos. Pero la imaginación no prueba nada. Sí, tiene razón en eso. Pero la evidenJuego de autos sí. Bien. Radios online, ¿ya tienes el ADN del mango de la pala? ¿Del sudor que descubrimos en el mango? Sí, Juego de coches. Lo estoy comparando. Ya puedo verificarlo. Necesito una muestra. Bueno, entonces Emisoras de Radio compáralo con la saliva que hay aquí. Tiene razón. Intenté encubrir su homicidio pero yo no lo maté. Esa radio en vivo engañosa lo hizo. Jefe, el señor Carvell admitió que enterró el cuerpo. Dios mío. ¿Fuiste tú? ¿Quién más limpia tu desorden? Los estaba mirando desde la ventana.