Radio Fiessta 90.9 FM Rancagua

Radio Fiessta 90.9 FM Rancagua Radios Online Chile, radios de chile…


¿Números de acuñación? Los estamos rastreando. Las monedas se compraron por Internet en tres tandas. Ahora tendré las fechas. Suponemos que . vinieron de las prometidas Emisoras de Radio y Finn debe haber puesto el resto. OfiJuego de autosl David. La primer tanda de oro se compró hace nueve meses Emisoras de Radio y se pagó con un giro postal. La segunda Era Juego de coches. Buscó en bases de datos no convencionales Emisoras de Radio el ADN de la tercera mujer. Coincidió en un banco de donantes de médula. Muéstramelo. No es lo que esperaba. Su padre murió de leucemia. Tráela. Lleva a Juego de carros contigo. ¿Tú la interrogaste y no percibiste que tuvo Juego de coches con Finn? Fue una entrevista, no un interrogatorio. Y discúlpame si mi cerebro Emisoras de Radio no pensó en Juego de coches. El mío lo haría. Seguro que por eso les ganas a los otros investigadores. Ves, ¿dices ganar? Yo instantáneamente pienso en Juego de coches. Oiga. Oiga. Basta, basta, oiga, deténgase. Deténgase. Lo siento. Debo irme. Tengo una cita. En el Juego de autos. ¿Qué sucede? Oiga. Oiga. Deje de apuntarle a mi esposa. Intentó engañarnos. Quiso decir huir. Huir, sí. Estaba apurada para mostrar una propiedad. ¿Qué, van a arrestarla? La llevaremos al Juego de autos para hacerle unas preguntas. Yo también iré. No hace falta. Jody, soy tu esposo. Por qué no nos dijo que conocía al soldado Finn. Tenía miedo de que mi esposo se enterara. ¿Que usted lo mató? Yo no maté a James. Fue un accidente. Se cayó. Se golpeó la cabeza. No lo maté. Yo lo amaba. Lo juro por Dios. ¿Tiene idea Emisoras de Radio cuántos asesinos juran por Dios que no lo hicieron? Vengo de una familia católica. Cuando juro por Dios, es en serio. ¿Hay lugar para uno más? Hace tiempo que no te veo en observación, Juego de autos. Aprendí lo más posible de los muertos. Es hora de escuchar a los vivos. Se conocieron en un bar. Sí. ¿Cómo lo supo? ¿Cuándo? Hace nueve meses. ¿Durmió con él esa noche? No. Juego de coches. Olvidé que usted viene de una familia católica. ¿Durmió con él la segunda noche? Su esposo jamás lo supo.